Marabara es una apuesta por lo hecho a mano, con calma y con cariño. Poniendo en valor el trabajo artesanal que, debido al ritmo de vida que llevamos, hemos ido dejando de lado.

Del mismo modo, es una apuesta por la sostenibilidad, intentando reducir la huella medioambiental en cada parte del proceso. Empezando por la elección de materiales, pasando por el uso y aprovechamiento de los mismos y acabando con el empaquetado.

Materiales​

La materia prima con la que están confeccionados los bolsos Marabara es una parte primordial del proceso.

Por ello, siempre estoy en continua búsqueda de materiales cada vez más sostenibles, como el cuero reciclado, el denim Seaqual, la lona reciclada o los tejidos orgánicos, que he ido introduciendo en las últimas colecciones. Todos ellos cuentan con certificación y son de producción nacional. 

Cuero reciclado: Se trata de un material muy resistente, fabricado a partir de los desechos del proceso de curtido del cuero. De esta manera se evita desperdiciarlos y se generan menos residuos. Estas fibras se mezclan con látex natural, lo que le da un acabado muy suave y similar al cuero natural, con la ventaja de ser reciclado. Este cuero reciclado cuenta con el certificado OEKO-TEX® Leather Standard.

Denim Seaqual: Un tejido confeccionado con hilatura Seaqual, elaborada a partir de plástico post-consumo y plástico rescatado del mar. Este material cuenta con los certificados OEKO-TEX® Class 100 y certificación GRS (Global Recycled Standard).

Lona reciclada: Lona compuesta de algodón reciclado, con sello GRS (Global Recycled Standard).

Lona orgánica: Los forros de los bolsos están confeccionados con lona de algodón 100% orgánico, con certificado GOTS (Global Organic Textile Standard).

Materiales reciclados y sostenibles

Taller

Todos los bolsos se confeccionan en mi pequeño taller, en la sierra madrileña. Se trata de una producción a muy pequeña escala, bajo demanda, para no generar stock innecesario y evitar el desperdicio de recursos.

Por otro lado, los restos de tejido se aprovechan para la confección de pequeños complementos, así como en colaboraciones con otras marcas sostenibles, a las que se donan los retales para convertirlos, por ejemplo, en pendientes y accesorios.

La energía consumida en el taller proviene, siempre que el tiempo lo permite, de paneles fotovoltaicos.

Packaging

Los pedidos se envían en cajas de cartón FSC y, en cuando es posible, se reutilizan los embalajes de proveedores, dando así una segunda vida a los materiales.

En este viaje hacia la sostenibilidad, se ha sustituido el precinto de polipropileno por uno de papel Kraft y adhesivo de caucho natural.

Las etiquetas y postales que acompañan cada pedido están elaboradas con papel 100% reciclado y tintas de base vegetal, por una imprenta ecológica nacional.

proceso de diseño