Cuando un día abrí el armario de la limpieza y conté la cantidad de botes diferentes que tenía me di cuenta de que algo estaba fallando. Cómo es posible que necesitemos mil productos. Uno para fregar los platos, otro para el horno, otro más para el extractor, otro para los suelos… y así podría llenar líneas y líneas.

Si además te paras a leer los ingredientes y mirar al detalle cada uno de los símbolos de alerta que llevan impresos te asombras y asustas a partes iguales. Estamos tocando, oliendo y echando por el fregadero una cantidad enorme de tóxicos. Y todo ello sin ser del todo conscientes. Al menos hasta que te paras a pensar un poco en este tema.

Por eso, después de repasar todo lo que tenía empecé a buscar alternativas. Porque las hay. Es cierto que es más rápido ir al super y comprar el bote de turno pero tampoco cuesta mucho emplear un poquito más de tiempo y ayudarnos a nosotros mismos y a nuestro entorno.

Tampoco hay que volverse locos, mejor ir poco a poco. Yo he ido sustituyendo algunos productos a medida que se iban terminando. No tendría sentido tirar a la basura todo lo que ya tengo.

Del mismo modo, no he sustituido todos ellos, porque para algunos no he conseguido todavía encontrar algo que realmente funcione.

Los que sí he reemplazado con éxito son:

  • Limpiador multiusos, uno para la mayor parte de superficies, y otro para granito y mármol
  • Jabón líquido para fregar los platos
  • Detergente para la lavadora

Aquí van las “recetas”.

LIMPIADOR MULTIUSOS (con vinagre)

  • 1 parte de vinagre aromatizado
  • 3 partes de agua destilada

Para hacer el vinagre aromatizado solamente tienes que verter vinagre blanco en un bote de cristal. Según el aroma que le quieras dar puedes poner peladuras de cítricos, ramitas de lavanda, romero…  Dejas macerar durante una o dos semanas, cuelas y listo.

En cuanto al vinagre, yo uso el vinagre específico para limpieza, que encuentras en muchos supermercados, pero seguramente con un vinagre claro, como manzana o vino blanco, también sirve, aunque yo no lo he probado.

Hasta ahora he aromatizado el vinagre con cítricos (limón, naranja, pomelo) y con una mezcla de lavanda y romero. Como los dos me gustan mucho tengo siempre un bote de cada uno macerando y así voy cambiando de aromas.

LIMPIADOR PARA SUPERFICIES DE GRANITO (sin vinagre)

  • 2 cucharadas de jabón de Marsella rallado (o de jabón líquido para fregar)
  • 50 ml alcohol
  • 250 ml de agua destilada
  • 10-15 gotas de aceite esencial (opcional)

Simplemente hay que deshacer el jabón en el agua y mezclar con el alcohol y las gotas de aceite esencial. Así de sencillo.

El aceite esencial es opcional pero le da muy buen olor. Puedes usar un único aceite o una mezcla de varios. Hasta ahora he probado con limón y lavanda,  bergamota y también he usado árbol de té. Este último es mucho más fuerte y el olor no siempre gusta, pero si lo mezclas con aceite de clavo de olor o canela se matiza un poco y queda una combinación muy interesante. Muy de Navidad.

Lo bueno es que puedes ir probando diferentes combinaciones hasta encontrar la que más te guste. O ir variando y así no te aburres. Eso es lo que hago yo. Me gusta ir experimentando con las mezclas y ver qué sale.

JABON LIQUIDO PARA FREGAR PLATOS

  • Media pastilla de jabón de Marsella
  • Agua destilada

Rallar la pastilla de jabón y cubrirla con el agua. Dejar en remojo un par de horas o toda la noche y batir. Puedes usar la batidora de mano. Hará bastante espuma pero no desesperes, en cuanto repose un rato bajará.

Una vez tienes esta mezcla, solamente tienes que ir añadiendo más o menos agua según la consistencia que te guste, más o menos líquido. Yo no lo dejo muy espeso porque lo utilizo en un dispensador y si es demasiado denso no sale bien.

A este jabón también le puedes añadir unas gotas de aceite esencial. A mí me encanta echarle limón o menta, o una mezcla de los dos.

DETERGENTE PARA LA LAVADORA

En este caso no es una receta, sino una sugerencia. Desde hace unos cuantos meses hemos sustituido el jabón líquido comercial para la lavadora por las nueces de lavado. De momento van muy bien. Es cierto que al abrir la lavadora tiene un olor un poco avinagrado, pero no se queda en la ropa.

Es posible que con el tiempo estas nueces oscurezcan un poco la ropa blanca, va cogiendo un tono grisáceo. Pero este problema se puede evitar echando un poco de percarbonato de calcio en cada lavado de ropa blanca.

Estos cuatro limpiadores naturales son ya parte de nuestra rutina de limpieza. He probado también varias recetas para el lavavajillas, pero ninguna de ellas me ha convencido. No quitaba toda la suciedad o dejaba muchos restos de grasa en el lavavajillas, que no sé si a la larga puede obstruir el aparato. Por eso, de momento, sigo usando las pastillas comerciales, aunque seguiré investigando.

También me gustaría encontrar un sustituto para el limpiador de baños. Estoy probando algunas alternativas pero no llevo mucho tiempo y no te podría decir ahora mismo si funcionan del todo o no. Lo dejo para un siguiente post.

Referencias: Algunas de las cuentas que sigo, en las que puedes encontrar muchas ideas y recomendaciones, y alguna de las recetas que yo uso son @vivirsinplastico, @plantedinthewoods, @higiaeco.

Entradas Similares